España vence a Venezuela 3 goles por 0 en el último encuentro del grupo B

El jugador español Oscar De Marcos (i) lucha por el balón con el venezolano Carlos Fernández (d), durante un partido del mundial Sub’20 de fútbol que ha enfrentado a las selecciones de España y Venezuela en el estadio Al-Salam de El Cairo, Egipto, hoy 01 de octubre de 2009. EFE/Mohamed Messara

Con otra sólida actuación individual y colectiva, España derrotó a Venezuela por 3-0 y se adjudicó con puntaje perfecto el Grupo B de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Egipto 2009. El encuentro se jugó este jueves 1 de octubre en el estadio Al Salam de la ciudad de El Cairo.

Como era previsible, estando los dos ya clasificados para los octavos de final, tanto Luis Milla como César Farías se reservaron algunos habituales titulares, más ninguno de los dos abandonó su filosofía de juego: manejo del balón atildado de toques cortos, triangulaciones y el uso de las bandas para progresar en ataque.

Durante el primer tiempo, el conjunto alternativo español se mostró mucho más aceitado que el venezolano, y manejó las acciones casi a voluntad. Mucho tuvo que ver Daniel Parejo, quien se paró detrás de los volantes venezolanos y desde allí manejó los hilos de su equipo, bien secundado por Ander Herrera y Aaron Niguez, incontenible por la banda izquierda.

Tal fue ese dominio inicial que España generó las primeras cuatro situaciones claras del partido, y ya a nadie extrañó que en la quinta, Parejo anotara la apertura del marcador con un precioso tiro libre que vulneró por primera vez en el torneo la valla de Rafael Romo (12′, 0-1).

Venezuela siguió apostando a lo suyo: Yohandry Orozco como volante más comprometido con el armado, Carlos Ferández y Víctor Pérez para ir y venir por los extremos y Yonathan Del Valle bien metido entre los centrales rivales. Sin embargo, le faltó un detalle no menor: el esférico.

Recién a los 19′ la Vinotinto tuvo su primer disparo franco al arco, por intermedio de Orozco, y cuando empezaba a verse mejor, España volvió a golpear: penal de Ángel Flores a Parejo que Niguez cambió por gol, luego de verse obligado a repetir la ejecución (23′, 0-2).

Reguló y goleó

Ahora sí España levantó el pie del acelerador, más no perdió ni la concentración ni las marcas. Por eso Venezuela, a pesar de tener más contacto con la pelota, no generaba peligro real desde lo colectivo, sino más bien aproximaciones individuales, casi siempre a partir de Del Valle y Orozco.

Poco cambió en el complemento. Los europeos mantuvieron la iniciativa y el control del juego, y siempre fueron a por más. Es cierto que les faltó la profundidad que habían mostrado en el primer tiempo, pero aún así mantuvieron a Romo en vilo. Eso hasta que Ander Herrera combinó Andreu Fontas por el medio, fue a buscar la devolución del barcelonista y, con un derechazo furibundo, aumentó la diferencia (77′, 0-3).

Venezuela jamás resignó la posibilidad del descuento, más no supo cómo conseguirlo. España, en cambio, volvió a demostrar el por qué de su candidatura al título, adjudicándose su zona con puntaje ideal y sin siquiera recibir un gol.

Fuente: FIFA.COM

Leave a Reply