Ganaron Deportivo Cuenca y Nacional de Paraguay ante los argentinos

Copa Santander Libertadores

Deportivo Cuenca derrotó a Boca Juniors y dejó todo abierto en el Grupo 2 (1-0)

Deportivo Cuenca derrotó esta noche por 1-0 a Boca Juniors en partido del Grupo 2 de la Copa Libertadores, que quedó ‘al rojo vivo’ y se definirá en la última jornada del 30 de abril. Boca acumula 12 puntos en la cima de la llave, seguido por su rival de hoy y Deportivo Táchira, ambos con nueve, aunque el conjunto ecuatoriano tiene mejor diferencia de goles, y cierra Guaraní de Paraguay, ya eliminado y colista sin unidades.

El equipo ecuatoriano visitará en la sexta fecha a Guaraní y, simultáneamente, Boca se las verá con Táchira en Buenos Aires.

La anotación del triunfo de la formación ecuatoriana fue obra de Edison Preciado, quien aprovechó un pase preciso del brasileño Rodrigo Teixeira, a los 77 minutos de un partido que se disputó en el estadio ‘Alejandro Serrano Aguilar’, de la ciudad de Cuenca, ubicada a 2.550 metros sobre el nivel del mar.

El buen sistema defensivo aplicado por el equipo argentino neutralizó las intenciones ofensivas del local, que buscó por todos los medios penetrar en la zona contraria, pero careció de claridad en su juego para aproximarse a la portería de Roberto Abbondanzieri.

Boca Juniors esperó hasta el minuto 26 para llevar peligro al arco ecuatoriano y, tras una salida rápida desde su propia zona, el punta Pablo Mouche quedó mano a mano con el portero del Cuenca, Israel Álvarez, quien desvió el balón al tiro de esquina. El primer tiempo resultó favorable al trabajo propuesto por el líder del Grupo, pues se defendió a la perfección y contraatacó con peligro cada vez que Deportivo Cuenca quedaba desprotegido en su zona, por lanzarse de manera desesperada en procura del gol.

Si bien fueron pocos los ataques del conjunto argentino, los dirigidos por Carlos Ischia, en especial Mouche, Martín Palermo y Daniel Noir, llegaron con peligro a la zona de Álvarez. Al inicio de la segunda parte, Juan Paredes, del equipo ecuatoriano, y Nicolás Gaitán, del Boca, desperdiciaron claras ocasiones y no pudieron quebrar el arco rival.

Nacional de Paraguay se lució ante River Plate y lo dejó afuera de la Copa (4-2)

River Plate se despidió de la peor manera de la Copa Libertadores 2009: goleado 4-2 por Nacional de Paraguay, un equipo ya eliminado y que esta noche encontró su primer triunfo en la segunda fase, sin ganar un punto como visitante y con una anémica producción de 4 goles en 5 partidos que le dejan como el peor del Grupo 3.

Ni el gol de penal ejecutado por el colombiano Radamel Falcao García sobre el final del primer tiempo sirvió para encarrilar una presentación aceptable de los pupilos de Néstor Gorosito, que con su derrota entregaron en bandeja a San Martín de Perú la clasificación para octavos de final como segundo del grupo que domina Nacional de Montevideo.

Cinco minutos después de tomar ventaja el equipo argentino, en tiempo de descuento, Fabio Escobar empató por la misma vía y la catástrofe para los de Núñez llegó en el segundo tiempo, cuando el creativo Jorge Núñez y el punta Carlos Ruiz Peralta se cebaron con los enormes espacios dejados por el rival en defensa. Núñez, que alcanzó con seis anotaciones en el liderato de la tabla de goleadores al brasileño Keirrison, anotó a los 65 y 78, en tanto que Peralta lo hizo a los 73.

Marcelo Gallardo descontó a falta de ocho minutos para el fin del tiempo reglamentario. La última vez que el River Plate ganó en cancha ajena fue a la Universiad Católica, el 12 de marzo de 2008. El de esta noche fue la venganza perfecta de Nacional, que el choque en Buenos Aires cayó por 1-0 con un gol de Diego Buonanotte, quien se fue expulsado.

El visitante fracasó con una clara estrategia ofensiva, con tres jugadores en defensa, cuatro en la zona media y la carta de gol estribada en el tridente ofensivo formado por Buonanotte, Fabiani y Falcao García. La necesidad de triunfo ante rival apeado anticipadamente empujó a los argentinos a que algunos de sus volantes también se adelanten para llegar con mayores recursos a la portería de Ignacio Don, quien se convirtió en el principal baluarte “tricolor”.

A los 3 minutos, Don se adelantó y tapó un remate a bocajarro de Fabiani, quien a los 16 volvió a probar el arco con un remate desde unos 30 metros que el portero contuvo de nuevo. En el minuto 30, Falcao aprovechó un fallo en la salida del centrocampista brasileño Inca, ingresó por al área por la derecha, sacó un pase milimétrico para Buonanotte, pero el remate cruzado de éste fue nuevamente desviado por el guardameta de la ‘Academia’.

Hasta ese momento, la presencia ofensiva de Nacional se limitaba a unos chispazos de Héber Arriola o algunas concesiones por algunas desatenciones entre la línea defensiva y la adelantada zona media del once ‘millonario’. River abrió el marcador a los 43 a través de un penal ejecutado por el delantero colombiano, pero el conjunto ‘tricolor’ empató de la misma forma, a los 48, por medio de Fabio Escobar tras el derribo de Beltrán.

La segunda parte se puso en marcha con un juego más animado de River Plate en ataque, pero la expulsión de Buonanotte, en el minuto 58, supuso el principio del fin del equipo visitante, que perdió la brújula con la salida de este jugador. El recién ingresado Jorge Nuñez (minuto 65) puso en ventaja a los locales, otro jugador que acababa de ingresar, Carlos Ruiz Peralta (minuto 73), aumentó la cuenta, y de nuevo Ñúnez (minuto 78) encarriló lo que hasta ese momento era ya una goleada indiscutible.

River acortó distancia a través de Marcelo Gallardo, con un magistral tiro libre (minuto 83), pero el tiempo y el ánimo resultaron insalvables para pensar en un milagro para el conjunto argentino. Los seguidores del club “Millonario” que viajaron a Paraguay terminaron insultando a los jugadores por un nuevo fracaso internacional del equipo.

En la última jornada del grupo, que será de mero trámite, Nacional de Montevideo recibirá a su homónimo paraguayo, y River Plate será anfitrión de Universidad de San Martín.

Fuente: EFE

Leave a Reply