Cafú se abrazó con el Gol

Cafú Arismendi - Foto: Prensa Deportivo Táchira

Con menos de diez minutos en cancha, este domingo Daniel “Cafú” Arismendi logró reencontrarse con el gol después de seis partidos sin poder marcar, y vaya de qué manera se reconcilió con las redes: dándole la victoria al cuadro tachirense para ascender a la punta y poniendo el número dieciséis en su cuenta personal que lo deja en la cúspide de los goleadores de la temporada.

Reconociendo que “la confianza siempre ha estado presente de parte mía, de todo el grupo y del cuerpo técnico”, el ariete recordó el momento del tan esperado tanto: “El `Burro´ me pudo dejar bien habilitado, la paro, la adelanto y le doy con rabia duro al centro y pude convertir. Pelotas así no las voy a desaprovechar”, sentencia, visualizando la importante recta final en la que entró el Carrusel.

Tras fusilar al guardameta maracayero, Arismendi soltó a correr y se vino la celebración, junto a algunos detalles: Celebró a rabiar corriendo hacia la Avalancha Sur y quitándose la aurinegra. Lo primero sólo le trajo preguntas, pero el segundo acto sí le valió la amonestación. “Así me gusta recibir tarjetas amarillas a mí”, disfrutó.

A la efusiva actitud mostrada en el grito de festejo, el oriental confesó que se trataba de una necesidad interna por “botar un poco la bronca de tantos partidos sin marcar goles, pese al esfuerzo que yo hago en la cancha al subir, marcar y habilitar a mis compañeros. Sólo quise celebrar”, aclaró.

“Sentí mucha alegría por lo que significa el triunfo y por sacar toda esta rabia que tenía acumulada. Necesitaba un gol, lo venía buscando desde hace semanas y gracias a Dios se me dio hoy”, complementa, al mismo tiempo que asegura que continuará combinando sus guayos verdes y naranja.

Tanto para el atacante como para toda la plantilla aurinegra significó, “un triunfo más que importante, Caracas había empatado y era necesario ganar. Ahora hay un nuevo líder que se llama Deportivo Táchira”, esboza orgullosamente “Cafú”.

Nuevamente Carlos Maldonado contó con la efectiva respuesta de su banco al traer desde allí la diana de la ganancia con la inclusión de su viejo conocido pupilo Daniel Arismendi, quien justificó el buen resultado al hecho de pertenecer a “un excelente grupo de profesionales, y que todos jalamos para un mismo lado”.

Ante lo difícil que pueda presentarse para el arsenal tachirense mantenerse en lo más alto de la tabla de posiciones, el goleador da vuelta a la moneda y resalta la tarea dura de los capitalinos. “Ahora ellos tienen que vernos desde abajo”.

“Nosotros nos hemos mantenido desde el comienzo del campeonato, siempre hemos estado pegados al Caracas, lo teníamos ahí a un punto y ahora nos tocó a nosotros irnos a uno de ellos. Así lo vamos a llevar hasta el final, y ojalá sean más puntos de ventaja”, finaliza.

Fuente: Prensa Deportivo Táchira

Leave a Reply