El Carrusel se montó en la cima

Deportivo Táchira - Imágen: fútbol.com.ve

Dos goles obra de Edgar Pérez Greco y Daniel Arismendi, noventa minutos de empuje tachirense, el ritmo impuesto por Maldonado y sus dirigidos, más la complicidad del empate gestado en la capital, fueron los ingredientes necesarios para que este lunes el Deportivo Táchira amanezca como dueño solitario de la cima del Clausura.

En un choque más apretado de lo que reflejó el arrollador comienzo aurinegro, el Carrusel logró adelantarse en par de ocasiones en el marcador, quedándose con la victoria al caer la noche y la posición de vanguardia finalizada la decimotercera jornada del balompié criollo.

El arranque del compromiso significó un alerta para la escuadra visitante, tras las numerables llegadas colectivas del cuadro tachirense, que no pudieron concretarse hasta superado el primer tercio del cotejo.

La primera anotación de la tarde llegó a los treinta y tres minutos con sello meramente tachirense, en donde intervinieron tres de los seis del patio que se encontraban en juego: Engelbert Pérez recogió en el medio del campo, giró y dejó para Anderson Arias, quien a su vez habilitó en corto a su compadre Edgar Pérez Greco,y éste fríamente la mando a guardar. Uno a cero y se dibujaba la punta, para irse a la pausa.

Para la reanudación del partido, ya ubicados en la punta tras conocer el resultado del clásico caraqueño, el mismo once dispuesto desde el inicio por el estratega tachirense saltó al engramado para preservar el marcador parcial y por ende la parte alta de la tabla.

Pero la visita se sintió cómoda a raíz de la confianza atigrada y aprovechó los descuidos locales en el cobro de un tiro libre desde la banda izquierda que Pablo Pérez peinó para dejar sin opción a Manuel Sanhouse en la fracción sesenta y nueve, decretando la paridad parcial.

El tanto maracayero sirvió para despertar al Táchira que sólo tardó siete minutos en volver a ponerse por arriba en la pizarra, cuando “Cafú” a pase del “Burro” se reconcilió con las redes y consiguió el de la ventaja para el cuadro tachirense y el número dieciséis en su cuenta personal, poniéndose de nuevo por encima de Heatklif Castillo en la justa por el goleador de la temporada, quien estaba en el área contraria.

Par de oportunidades más se le presentaron al once de San Cristóbal para aumentar el marcador y manejar con más calma la recta final del encuentro, pero la puntería falló y debieron acudir a la garra para mantener inmóvil a la escuadra chocolatera.

A los noventa reglamentarios, Suárez agregó cuatro para hacer sonar su silbato y dar paso a la celebración de las casi diez mil voces que cantaron en Pueblo Nuevo, festejando el cumpleaños de Lucas Bovaglio y la llegada del actual Campeón al sitial de honor que pretende reeditar.

De esta manera, con la misma pizarra del pasado jueves, culmina una semana perfecta para la institución aurinegra, tras conseguir en este período par de triunfos que le dejan a un paso de los octavos en la Copa Santander Libertadores y en lo más alto del torneo nacional, justo su recta final.

Fuente: Prensa Deportivo Táchira

Leave a Reply