Turquía está en semifinales

Jugadores turcos celebran (©Getty Images)

(UEFA.com) Turquía se ha metido en las semifinales de la UEFA EURO 2008™, la primera vez que llega a esta ronda en un Campeonato de Europa, después de imponerse en la tanda de penaltis a Croacia, tras acabar el choque con un increíble empate 1-1. Y fue increíble porque el primer tanto del partido llegó en el 119′, obra de Ivan Klasnić, que parecía definitivo. Pero una vez más, Turquía tuvo fe y en el descuento Semih Senturk consiguió el milagroso empate. En los penaltis, los turcos no fallaron, mientras que los croatas erraron hasta en tres ocasiones. Tercer partido consecutivo que Turquía consigue ganar ‘in extremis’, y ahora se mete en unas históricas semifinales donde le espera Alemania.

Once de gala

El seleccionador croata, Slaven Bilić, sacó el mismo once que consiguió derrotar en la segunda jornada a Alemania, con Luka Modrić como cerebro y Niko Kranjćar e Ivica Olić como jugadores más adelantados. No pudo hacer lo mismo Fatih Terim, quien introdujo hasta cinco novedades respecto al equipo que alineó en la última jornada de la fase de grupos contra la República Checa, destacando la entrada en portería de Rüştü Reçber en lugar del sancionado Volkan Demirel.

Balta salva a Turquía

La primera ocasión del partido llegó a los cinco minutos en un disparo lejano de Hamit Altintop que se marchó a la derecha de la portería defendida por Stipe Pletikosa. En la siguiente jugada respondió Croacia en una internada hasta línea de fondo de Olić, cuyo pase de la muerte envió a córner Hakan Balta cuando Darijo Srna se disponía a mandar la pelota al fondo de la red.

Olić no define

Pero la mejor ocasión llegó a los 19′, en una internada de Modrić con pase al corazón del área donde Olić con todo a favor remató al larguero, y en el rechace la pelota le llegó a la cabeza de Kranjćar que no pudo dirigirla entre los tres palos. Esa ocasión espoleó a los croatas que se adueñaron de la zona ancha aunque tampoco inquietaban las inmediaciones del meta Rüstü.

Rozando el poste

Los turcos sólo dieron señales de vida en los últimos 10 minutos de la primera parte. A los 38′, Mehmet Topal pegó un zapatazo desde más de 30 metros que se fue rozando el poste de la portería croata. Así se llegó al descanso, con todo abierto para una segunda mitad en la que comenzarían a verse más espacios a medida que se fuese notando el cansancio.

Mejor Croacia

En la reanudación fueron los hombres de Bilić quienes salieron más enchufados. A los 57′ Kranjćar recibió un gran pase de Modrić y remató algo forzado desde la frontal, atrapando un bien colocado Rüstü. Ambos técnicos optaron por dar frescura al ataque, entrando Uğur Boral por Kazım Kazım en los turcos y Mladen Petrić por Kranjćar en los croatas.

Sin acierto

A los 70 minutos, otra gran ocasión para Croacia en una pared entre Modrić e Ivan Rakitić, que finalizó este último con un remate alto cuando se encontraba sólo ante Rüstü. Y en la siguiente jugada fue Olić el que cabeceó un centro desde la derecha ligeramente desviado. A los 84′ fue Srna quien lo intentó en un saque de falta que buscaba la escuadra pero al que respondió bien Rüstü mandando la pelota a saque de esquina. La última la tuvo Olić en un remate forzado que detuvo bien el meta turco. Ya no hubo tiempo para más, y el choque se fue a la prórroga.

La locura

En la prórroga fue Turquía quien llevó la iniciativa y quien parecía tener más cerca el gol. Pero en el 119′, Ivan Klasnić aprovechó un pase desde la derecha de Modrić para meter un gol que parecía definitivo. Pero enfrente está Turquía, especialista en remontadas. Y cuando pasaba un minuto del tiempo reglamentario, Senturk consiguió el inesperado empate. Después, la suerte ya estaba echada. Turquía se impuso en los penaltis y se mete en semifinales. La fe mueve montañas y el que quiera echar a Turquía va a tener que sudar la gota gorda.

Leave a Reply