Deportivo Táchira: “Fuerza Nahuel. Estamos Contigo”

Nahuel Fioretto - Foto: Google Images

En medio de un simbólico homenaje y teniendo como escenario el clásico moderno del balompié nacional, la plantilla aurinegra alzó la voz en apoyo a su ex integrante Nahuel Fioretto, quien parte hoy a Argentina para dar inicio al proceso de recuperación de la lesión de su rodilla izquierda.

“Fuerza Nahuel. Estamos Contigo” rezaba textualmente el mensaje con el que la oncena de casa saltó este domingo al engramado del Polideportivo de Pueblo Nuevo, para hacer eco del sentimiento generalizado de los tachirenses hacia el creativo volante en este difícil momento de su carrera. Tributo que se extiende a través de esta entrevista.

Honor merecido para quien con tan sólo noventa minutos vistiendo la “20” aurinegra, se hizo del cariño y admiración de la mejor y más exigente afición del país, renovándolo en cada una de sus presentaciones durante los tres cortos pero productivos meses, en los que prestó sus habilidosos servicios al Deportivo Táchira F.C.

La relación Fioretto-Táchira se empezó a escribir el 06 de enero, cuando el jugador aceptó la proposición aurinegra para militar en sus filas por un lapso de seis meses. Dos semanas después, en el mismísimo debut, celebra su primera anotación en Venezuela besando las seis estrellas del escudo tachirense, para estrechar la mano con sus seguidores. Juego a juego aumentó su imagen como figura, y hoy se cierra el primer capítulo de esta historia, esperando pronto retomar su redacción.

Fioretto quiere el título

Antes de tomar el viaje que lo llevará de regreso a su argentina natal y a su perfecto estado físico Dios mediante,  Nahuel Darío Fioretto sacó un espacio de su tiempo para dejar agradecimientos a la fanaticada tachirense y encomendar una tarea a sus compañeros: El Campeonato.

Embargado por la tristeza que le significa no continuar disputando balones dentro de los rectángulos de césped con los colores amarillo y negro, pero al mismo tiempo satisfecho por su aporte a la causa, el gaucho ilustró este bonito pasaje de su vida, con la franqueza que le caracteriza.

¿Qué le queda a Nahuel de San Cristóbal?

El cariño de la gente que fue increíble conmigo. Estoy triste por no seguir jugando a la pelota, que es lo que más me gusta y deseo siempre, pero me quedo con ese sabor dulce de la gente que conmigo siempre se portó muy bien.

Entré muy bien en el grupo y me sentí muy cómodo desde el primer momento, y sé de las alegrías, que aunque sean chicas, les pude dar dentro del campo, a uno le llena de orgullo el haber podido dárselas en los momentos en que pude hacerlo.

¿Alguna costumbre que vaya a extrañar de Venezuela?

Yo me había hecho un compromiso muy grande con el equipo, y me gustaba asumir ese desafío de saber que por mis pies pasaban la mayor cantidad de pelotas a la hora del ataque y que eso era premiado por todos. Pero bueno, esto es así de triste, yo no sé por qué estas cosas pasan, no le encuentro explicación. La verdad me marcho triste por no poder seguir jugando a la pelota, pero obviamente sabiendo que lo di todo dentro del campo de juego y que eso fue el motivo principal del cariño de la gente conmigo.

¿Cuándo le propusieron venir al Deportivo Táchira pensó que podía llegar a convertirse en figura, y en tan poco tiempo?

No, uno espera siempre hacer bien las cosas, pero creo que acá me fue demasiado bien. La gente desde el mismo partido con Estrella Roja coreó mi nombre y siempre tuvo un gesto para valorar lo que hacía dentro del campo de juego. Siempre te alentaban en cualquier parte de la ciudad y eso uno lo notaba.

Incluso a la llega del equipo de Ecuador donde sufrió la lesión, algunos fanáticos se hicieron presentes en la práctica con una pancarta, ofreciéndole apoyo…

Cuando me contaron eso se me puso la piel de gallina. Que la gente te ponga una bandera te pone muy feliz, muy contento saber que has llegado al corazón del hincha y aprovecho esta ocasión para agradecer a toda esa gente que se acordó de mí, y me hicieron sentir apoyo de muchas maneras. Justo cuando estaba muy bajoneado, me llegaron mensajes al celular de aficionados y periodistas que no es su función, pero uno agradece.

¿Cuando esté en Argentina y le pregunten sobre el Deportivo Táchira como lo va a describir?

Como uno de los mejores equipos en los que he jugado, donde la afición te sigue a la cancha con treinta, cuarenta mil personas, y que además te lo demuestran en la calle, en cualquier lado la gente está muy identificada con el equipo. Es una de las hinchadas que más voy a recordar  por el cariño que me tuvieron a mí.

¿Se va consciente de que cuando la temporada escuche el pitazo final y el equipo pase a celebrar y a estudiar los números, va a aparecer por doquier el aporte de Fioretto?

Por suerte me ha tocado estar en buena forma en el campo de juego y al equipo le ha servido. Yo me sentía protagonista, sentía que la pelota cuando llegaba a mí, tenía que tener buen destino y terminar en buenas opciones de gol. Me entendía muy bien con el grupo y eso nos ayudó a todos.

¿Qué espera ahora de sus compañeros en la recta final del torneo y la temporada?

Yo quiero el Campeonato, yo ya se los dije a los chicos: Regálenme el campeonato. Nos merecemos eso porque a pesar de todas las adversidades este equipo sigue con la cabeza en alto y sería lindo que salgamos campeones, porque como grupo es espectacular.

¿Si se va a gusto con el equipo, entonces queda la posibilidad abierta de que en algún momento pueda responder de manera positiva a otra invitación aurinegra?

Uno nunca sabe cómo es en el futbol, porque cambian los dirigentes, cambian los técnicos y un montón de cosas más. El fútbol de hoy tiene mucha dinámica, antes de la lesión hablamos de una posible renovación de contrato, y acá tenemos una muestra del dinamismo del fútbol actual que hoy me pone en esta situación.

A mí me gusta mucho San Cristóbal, me encanta el clima, mi señora también estaba muy cómoda, la estábamos pasando excelente, es una lástima por lo que me pasó, pero si alguna vez hay una oportunidad y está la misma gente responsable que hay ahora y con este proyecto, seguramente las puertas también van a estar abiertas de mi parte.

¿Entonces si le gustó San Cristóbal y deja las puertas abiertas en el equipo, ahora que ya se sabe el camino, se podría tomar esta despedida como un hasta luego?

Lo primero que pienso es en recuperarme, operarme y después que esté sano volver a jugar fútbol que es lo que siempre me gustó hacer, pero seguramente que acá hay una puerta abierta, con los dirigentes que se han portado muy bien conmigo, quienes después de lo que me pasó estuvieron a la orden conmigo, me ofrecieron seguir y quedarme en el club y todo.

Yo decidí por ética esperar que me recupere, que me sienta bien y que si estoy bien, sí volver a vestir esta camiseta que para mí fue espectacular. No pienso volver al cincuenta u ochenta por ciento, porque no le puedo fallar a toda esa gente que espera que cuando vuelva sea el mismo Fioretto. Espero recuperarme y sé que para octubre voy a estar bien, después veremos cómo sigue mi carrera.

¿Cuáles de sus planes inmediatos en Argentina?

El 15 de abril me opero en Buenos Aires con Jorge Batista el médico de Boca Juniors, el mismo que operó a Martín Palermo y Sebastián Bataglia entre otros chicos, tengo plena confianza en él.

La recuperación también va a ser con los médicos del club y a partir de ahí, estaré seis meses de baja, seguramente para octubre voy  a estar de alta, pero obviamente ningún club estará en circunstancias para incorporar ningún jugador porque está en medio de sus  campeonatos, pero quiero en diciembre o enero estar en un equipo para iniciar una nueva temporada.

Éxitos Nahuel…

Gracias a todos.

Fuente: Prensa Deportivo Táchira

Leave a Reply