El Anderlecht sin Vargas sufrió pero va a la Champions

Caracas.- El Anderlecht belga sin la participación de Ronald Vargas tuvo que sufrir para finalmente vencer 2-0 al AEL chipriota y avanzar a la fase de grupos de la Liga de Campeones.

El volante vinotinto, que disputó sus primeros minutos de 2012 el fin de semana tras una dura lesión de rodilla, no entró en la convocatoria por decisión del técnico John van den Brom, quien prefiere llevar la rehabilitación de Vargas paso a paso.

La victoria permitió al Anderlecht remontar el 2-1 adverso del partido de ida disputado en Chipre, en tanto que el AEL Limassol pudo retirarse con la frente en alto pese a la eliminación.

El cuadro belga dominó desde el pitazo inicial las acciones, pero tuvo que esperar hasta los últimos diez minutos para lograr los dos goles que aseguraron su presencia en el máximo torneo de clubes del viejo continente.

Como suele ser usual, el congoleño Dieudonne "Dieumerci" Mbokani, el argentino Lucas Biglia y el polaco Marcin Wasilewski fueron los líderes del equipo belga, aunque por momentos se notaron acelerados de revoluciones y erráticos.

Igualmente, el guardameta argentino del AEL Matías Degra tuvo una noche inspirada en la que logró frustrar los ataques del Anderlecht una y otra vez.

Los chipriotas se replegaron en su campo y aguantaron las repetidas embestidas del Anderlecht, que disfrutó de una serie de ocasiones. Tom De Sutter mandó el primer aviso a los diez minutos y después Biglia falló por poco un remate dentro del área, ambas ocasiones salieron de los pies de Mbokani.

Degra la negó un gol a Kanu y poco después el AEL tuvo una clara en los pies del portugués Rui Miguel, pero el portero local Silvio Proto evitó el desastre.

En el complemento, Anderlecht se lanzó al ataque con la idea de ganar o morir en el intento y finalmente tendría su recompensa.

En el minuto 81, una de las tantas acciones del Anderlecht derivó en un balón dejado dentro del área pequeña que cayó en los pies de Mbokani y el congoleño remató con potencia para poner el 1-0.

El gol significaba la clasificación del Anderlecht debido al mejor gol average como visitante, lo que obligó al AEL a adelantar líneas para buscar el empate.

Esto abrió más el partido y en un ataque del local el ucraniano Alexander Yakovenko lapidó las pocas opciones del AEL cuando, tras armar una buena jugada con Mbokani, definió cruzado dentro del área chipriota para el lapidario 2-0 al ‘89.

Dieumerci -que literalmente significa “gracias a Dios”- finalmente tuvo las llaves para abrirle al Anderlecht las puertas a la Liga de Campeones, instancia a la que no clasificaba desde la temporada 2006-2007.

Redacción

Leave a Reply