Las armas que mostrará Paraguay

Caracas.- Paraguay buscará abrirse paso a la final de la Copa América Argentina 2011 ante Venezuela usando su fortaleza defensiva, su oficio y su buena puntería como armas principales.

Se espera que Paraguay mantenga el esquema que ha usado durante todo el torneo (4-2-2-2), aunque –a diferencia de la vocación ultradefensiva mostrada frente a Brasil- ante Venezuela saldrán a buscar el partido.

“Ganar un partido sin tirar a puerta es difícil; dos, imposible”, indicó el entrenador de los guaraníes, el argentino Gerardo “Tata” Martino, en referencia al juego ante los verdeamarelhos, cuando Paraguay realizó su primer disparo al arco al minuto 85.

Las únicas dos bajas de los paraguayos serán el lateral izquierdo Aureliano Torres por una contractura en la parte posterior del muslo derecho y el central Antolín Alcaraz, expulsado ante Brasil. Se espera que Elvis Mareco e Iván Piriz sean sus reemplazantes.

Los  recursos de Paraguay son los mismos que han venido mostrando desde hace más de una década: solidez defensiva, un mediocampo áspero, una delantera efectiva ante el arco y un colectivo capaz darle pelea a cualquier rival con uñas y dientes.

Mención especial merece el juego aéreo de los guaraníes, ya Venezuela sufrió en la primera ronda tres goles de jugadas a balón parado por parte de Paraguay, por lo que para esta semifinal se deberán redoblar las precauciones.

Curiosamente, del lado albirrojo también se cuidarán del juego aéreo de Venezuela, teniendo en cuenta que los goles de la Vinotinto ante Chile nacieron de un par de tiros libres cobrados por Juan Arango.

Los paraguayos parten como favoritos, el once de Matino lo sabe, y por ello son los propios jugadores los primeros en mostrar precaución.

“Venezuela está por algo donde está y nosotros tenemos que hacer un muy buen partido para poder pasar. Sabemos la capacidad que tiene Venezuela, que por algo también está en la semifinal, y tenemos que tener mucho cuidado durante todo el partido, hacer nuestro juego y aprovechar las ocasiones para ganar”, resumió Darío Verón.

Algo está claro: los guaraníes -que fueron campeones de la Copa América en 1953 y 1979- aprendieron la lección de Chile y no quieren celebrar antes de tiempo.

Angel Alberto González

Leave a Reply