Lo bueno, lo malo y lo feo del Caracas en la Libertadores

Pese a la eliminación, la actuación del Caracas dejó cosas positivas

Caracas.- El Caracas FC finalmente cayó como local ante el Vélez Sarsfield argentino 3-0 y se terminó despidiendo de la Copa Libertadores sin trascender la fase de grupos.

La salida del rojo abre paso a las reflexiones sobre lo bueno y lo malo que dejó la actuación del Caracas en el Grupo 4 del certamen continental.

Para la eliminación del Caracas terminaron pesando varios factores que no obstante tampoco ensombrecen la imagen de un equipo que inicialmente no aparecía entre los candidatos a pelear un puesto en los octavos de final.

Dentro de lo rescatable que dejó el Caracas en esta edición de la Libertadores quedó la actitud combativa de su plantilla, el apego de su hinchada con el club, y, sobre todo, la apuesta por la juventud del equipo.

La buena actuación de los juveniles Josef Martínez y Alexander González permiten soñar con un futuro promisorio para el Caracas. Se esperaba que otro juvenil, el delantero Fernando Aristiguieta, viera minutos -y probablemente hasta hubiese sido titular- este semestre; no obstante, una lesión de rodilla del “colorado” en la pretemporada terminaría truncando los planes del rojo.

De igual manera, y pese a no lograr el objetivo de avanzar a los octavos, esta fue la mejor actuación del equipo rojo desde 2009 (cuando sumaron diez puntos en la fase de grupos y llegaron hasta los cuartos de final).

Inclusive, en esta ocasión Caracas sumó la misma cantidad de puntos que en la Libertadores de 2007, pero en aquella ocasión la suerte sonrió a los capitalinos y lograron clasificar a los octavos, donde finalmente caerían ante el Santos brasileño.

Sin embargo, dentro de las fallas del Caracas están no haberse hecho respetar como local, no haber planteado de la mejor manera el último encuentro y no contar con una plantilla con la profundidad suficiente.

La suerte del Caracas en la Libertadores terminó siendo definida por una serie de factores que resumimos aquí.

Claves de la eliminación del Caracas:

1.- La localía no pesó: La hinchada roja cumplió con los deberes y en cada encuentro de Libertadores cerca de 20 mil seguidores fueron al Olímpico de la UCV a alentar a su equipo. Pero esto a la larga no importó, y el Caracas apenas sumó tres de nueve puntos posibles en casa; fue el peor local del Grupo 4.

2.- Mal planteamiento ante Vélez: Al Caracas le bastaba con empatar para avanzar a los octavos, mientras los argentinos necesitaban imperiosamente la victoria. Sin embargo, el rojo salió como una tromba, como si estuviese urgido de golear para pasar, y los espacios dejados en la retaguardia fueron bien aprovechados por la visita.

3.- Reacción tardía: Apenas en el minuto 61 y con el encuentro liquidado tras el 0-3, Bencomo -quien no es amigo de los cambios en el entretiempo- decidió dar entrada a Alex y César González, pero para ese momento ya la visita se había transformado en un auténtico fortín y las modificaciones en el once nada pudieron hacer para cambiar el destino del Caracas.

4.- Creación en deuda: Ángelo Peña nunca logró asumir el rol de creador de juego rojo durante la Libertadores, mientras Alexander González tuvo un buen torneo, pero sólo alcanzó a mostrar destellos de su talento. A la larga, el cuadro capitalino adoleció la ausencia de un auténtico ‘10’ que se echara el equipo al hombro.

5.- Falta de profundidad en la banca: El banquillo del Caracas apenas contaba con César “Peluche” González y Edwards Jiménez, el primero más bien inconsistentes y el segundo sin trascendencia en su pasantía avileña. Más allá de ellos, los recambios del rojo se limitaban básicamente a juveniles provenientes del equipo B sin experiencia en grandes citas.

6.- Ataque disminuido: El ataque del Caracas fue de más a menos durante el torneo. Barahona y Cabezas estuvieron muy bien en la primera mitad ante la Católica y la Unión Española, pero en la segunda vuelta no tuvieron trascendencia y el arco se les cerró.

Angel Alberto González

Leave a Reply