Del Valle pone al Táchira a tiro del Apertura

Deportivo Táchira y Real Esppor midieron fuerzas el domingo en un encuentro que terminó ganando 2-0 el aurinegro, que ahora pasa a comandar el Torneo Apertura venezolano.

Caracas.- Se anunciaba como un encuentro de dimensiones épicas, era la final adelantada del Apertura y los protagonistas no decepcionaron: Deportivo Táchira y Real Esppor midieron fuerzas el domingo en un encuentro que terminó ganando 2-0 el aurinegro, que ahora pasa a comandar el Torneo Apertura venezolano.

Las 35 mil almas que se dieron cita en Pueblo Nuevo presenciaron un encuentro sufrido y tenso, en el que Táchira logró zafarse de la red que tejió el Esppor gracias a la figura de Yonathan del Valle, quien emergió desde el banco y con sus veloces incursiones recordó al delantero que hace más de un año fue protagonista en el mundial sub-20 de Egipto.

Los aurinegros salieron del vestuario como un tsunami y ya al minuto de juego Sergio Herrera realizó un remate que terminó dando en el travesaño de Javier Toyo, fue el prólogo de lo que se vendría.

A los 38 minutos, Antonio Boada derribó a Julio Gutiérrez dentro del área y el principal no dudó en pitar la pena máxima. El ambiente en Pueblo Nuevo se cargó de electricidad y la hinchada aurinegra aguantó la respiración para gritar el primero, pero Toyo atajó el cobro que realizó el propio Gutiérrez para ahogar a las gargantas aurinegras.

Mientras tanto, el Esppor se encontraba desencajado sobre el césped tachirense, Boada y Erazo sufrían con los ataques aurinegrss, Piñango y Ramírez eran superados en la mitad de la cancha, en tanto que Castellín y Ortiz bregaban en vano contra la defensa local.

La impotencia del Esppor se transformó en nerviosismo y el nerviosismo dio paso al juego violento, lo que causó que el merengue se fuese al descanso con seis cartulinas amarillas sobre sus hombros.

El complemento también inició de mala manera: Gutiérrez fue injustamente expulsado por el principal al 48, pero Ramírez vio igualmente la roja tras golpear con el codo a un rival (54).

Por lo demás, el Táchira mantuvo el control del balón, pero el Esppor logró bajarle decibeles a la música aurinegra y esterilizar el dominio local, que sólo generó peligro mediante un misil de Jorge “Zurdo” Rojas desde unos 30 metros que dio en el palo izquierdo de Toyo.

Cuando el partido entró en fase de hibernación, Jorge Luís Pinto optó por echar mano del banco y al 67 dio ingreso a Yonathan del Valle, una decisión que cambiaría la dinámica del partido y podría reescribir la historia del Apertura.

Al 71, del Valle hizo una de las suyas: luego de galopar la banda izquierda, ingresó en diagonal al área, dejó a Erazo y Boada plantados con un par de amagues y disparó cruzado para dejar sin opciones a Toyo. Era el 1-0 que llevó el delirio a las gradas de Pueblo Nuevo.

Pinto también incrementó su cuota de protagonismo cuando ingresó al terreno al 83 para realizar un airado reclamo a la terna arbitral que le valió la expulsión. Acto seguido, se armó una gresca que mantuvo paralizado el encuentro por unos 5 minutos.

Sin embargo, esta acción le dio nuevos bríos al Táchra y un minuto después de reanudarse las hostilidades -literalmente- Sergio Herrera puso el 2-0 con un remate desde el borde del área que se coló en la escuadra de un Toyo que, pese a haber sido batido dos veces, fue la figura del Esppor.

El Táchira, ahora montado en la cima del Apertura, deberá prepararse para un complicada visita ante uno de sus perseguidores: el Deportivo Petare, pero a sabiendas que sumando apenas un punto se puede llevar el título, mientras que el Esppor parece estar pagando el derecho de piso y se volvió a mostrar incapaz de finiquitar el Apertura.

Fuente: Ángel González

Leave a Reply