La Vinotinto retornó este jueves después de su sexto amistoso en un positivo año 2010

Luigi Erazo y Osman Chávezsaltan por el balón en un lance del partido

Luigi Erazo y Osman Chávezsaltan por el balón en un lance del partido

Apenas a horas de terminar el partido con Honduras, que la Vinotinto resolvió con un triunfo en San Pedro Sula, 1 gol por 0, el equipo venezolano de fútbol regresó al país este jueves, y de inmediato los jugadores reportaron a sus equipos.

El duelo contra los mundialistas hondureños, en el estadio Olímpico Metropolitano de la ciudad provincial, fue toda una batalla en la cual el empuje de los venezolanos pudo al final determinar el resultado.

Fue la conjugación de diversos factores: el orden, la determinación, el acierto del volante Francisco Flores para anotar el gol, impecable y con fuerza, más los avivados despejes con reflejos felinos del portero Leo Morales, que evitó en varias jugadas el empate u otro resultado.

“De eso se tratan los amistosos, en principio tratar de desarrollar un esquema de juego”, expuso el técnico venezolano César Farías. “Más allá del resultado, Venezuela presionó en los momentos importantes y aguantó en otras ocasiones. Hubo alternativas para los dos, Venezuela anotó y resolvió, lo importante de todo fue la continuidad en este trabajo que se lleva adelante”

Los venezolanos usaron un esquema 4-4-3, que a veces pasó a ser un 3-5-2, y eso causó desesperación en el bando dirigido por el colombiano Reinaldo Rueda, a quien le aguaron la fiesta de despedida antes de partir para el Mundial Suráfrica 2010.

Un bando joven como el Vinotinto, con por lo menos ocho de los futbolistas que fueron al Mundial de Egipto de 2009, desestabilizó al adversario para conseguir un nuevo tramo positivo en la carrera del equipo hacia sus metas próximas: Suramericano Sub 20, Copa América y las próximas eliminatorias del Mundial 2014.

Incansable

Farías no desmaya luego de un periplo en el cual jugó y empató sin goles con Japón, en Oita; perdió con Panamá en Barquisimeto, 2 a 1; empató a uno y superó después 2 tantos a 1 a Corea del Norte, en San Felipe y Puerto La Cruz; para empatar más tarde sin anotaciones con Chile, en Temuco.

“Para el juego contra Canadá en Mérida, el 29 de mayo, habrá más tiempo para trabajar, porque termina el campeonato local, trataremos de coordinar con la Federación (Venezolana de Fútbol) una concentración más extensa”, adujo.

También, hay la posibilidad de otro amistoso no confirmado antes del choque con Canadá, con lo cual la Vinotinto sumaría ocho duelos en un semestre, una cifra inédita para el fútbol venezolano en tan corto tiempo.

Morales: líder

Pese a que su trabajo fue determinante para mantener la ventaja ante Honduras, el arquero venezolano Leo Morales destacó más el trabajo del grupo.

“Fue importante despejar esos balones, pero por lo demás todos hicieron su trabajo”, puntualizó. “Este es un equipo joven, yo con 28 años soy uno de los más experimentados, que busca seguir avanzando de la mano del profesor Farías”.

Para el elenco fue un viaje estresante, toda vez que la ida a San Pedro Sula el lunes, derivó en una demora de horas cuando el avión en el cual viajaba la agrupación sufrió desperfectos en uno de sus motores dos veces seguidas en la pista, en Panamá.

Posteriormente, esa demora en el viaje (que al final fue de más de 12 horas) incidió en la reducción de los horarios de entrenamiento y en el estado físico de los jugadores, muchos de los cuales terminaron acalambrados el choque contra los “catrachos”.

También cabe destacar un hecho que resultó anecdótico, por fortuna, cuando el autobús que conducía a la Vinotinto para el partido estaba cerca del estadio fue apedreado por uno o más desconocidos y una piedra partió uno de los ventanales.

Los futbolistas Carlos Fernández y Edgar Mendoza fueron impactados por pedazos de vidrio en su rostro y otras partes del cuerpo, la rápida intervención del preparador físico Fabián Bazán y el médico Gerardo Cañas, impidió que los fragmentos dañaran sus ojos. Fue mayor el susto.

“Esas son adversidades que nos hacen crecer, cada vez que vamos a un partido hay algo nuevo; por fortuna las superamos y lo más importante es que el grupo juega como debe hacerlo: con ganas y determinación”, subrayó el técnico César Farías.

PRENSA FVF/CARACAS

Leave a Reply